Breaking News

Una mujer, de 66 años, y su hija, de 30, aparecieron asesinadas en la vivienda familiary por el doble femicidio las autoridades policiales buscan a un hijo de la sexagenaria y a su vez hermano de la joven, quien agredió a sus parientes con una katana samurái. El terrible crimen se descubrió el lunes en el norte del conurbano bonaerense y se cree que el sospechoso, que es fanático de las artes marciales, tendría severas alteraciones mentales.}

Los voceros judiciales revelaron a cronica.com.ar que las víctimas fueron identificadas de manera oficial como Elsa Margarita Suárez, de 66 años, y Sofía Aurelia Elsa Chaparro, de 30.

De acuerdo a lo manifestado por los informantes, el hecho se descubrió en horas de la noche del lunes, cuando los integrantes del Comando Patrulla (C.P.) recibieron una denuncia en el número telefónico de emergencias 911, con respecto a dos personas fallecidas en una finca situada en la calle Aguado al 600, casi en el cruce con Salvador María del Carril.

Trascendió que, al arribar al mencionado lugar, los uniformados localizaron los cadáveres de las mujeres, los cuales yacían tendidos en un patio, en una vivienda ubicada en la parte trasera del terreno, en cuyo sector delantero existe otro inmueble.

Al ser convocados por las autoridades de la Justicia, los peritos de la Policía Científica revisaron ambos cuerpos y lograron determinar que presentaban múltiples heridas de arma blanca; en tanto, que al requisar la casa, fue incautada una katana (espada samurai), que se encontraba dentro de la habitación del sospechoso, llamado Daniel.

Se asegura que la espada tenía manchas de sangre y que el presunto agresor la utilizó para atacar mortalmente a sus familiares.

Por su parte, los servidores públicos destinados en la comisaría 2ª del distrito dialogaron con habitantes del barrio, quienes les señalaron que Daniel, de alrededor de 40 años, es fanático de las artes marciales y que, habitualmente, lo veían en su domicilio mientras practicaba diversos movimientos, con esta espada.

Versiones extraoficiales sostienen que el individuo habría sido observado por última vez en dicho vecindario durante el mediodía del sábado.

Ahora los efectivos de la seccional realizan diferentes procedimientos, para establecer el paradero del supuesto agresor, quien tendría serios problemas mentales.

Intervino en esta causa penal, que de manera preventiva fue caratulada “Doble homicidio”, la doctora Karina Gisela Bianchi, fiscal en turno del distrito y dependiente de los tribunales de la jurisdicción./Crónica

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *