NOVEDADES

El gobernador quiere firmar un pacto que ya se hizo antes de las elecciones de 2023 en el arzobispado de Tucumán con todos los candidatos a gobernador de ese entonces

En la provincia de Tucumán prácticamente no existe oposición. Con las políticas que viene implementando el gobernador Osvaldo Jaldo, existe una gran coincidencia con los partidos no oficialistas. Donde el gobernador tiene que trabajar es con sus propios dirigentes, más identificados con el kirchnerismos/manzurismo.

Jaldo tiene mayoría en la Cámara legislativa local. ¿Por qué no introduce la tan reclamada reforma electoral, con boleta única de papel o electrónica y eliminación de los acoples?. ¿Por qué no reglamenta el Acceso a la Información Pública, norma que ya rige hace muchos años en gran parte del país?. Porque los de su propio partido no quieren hacerlo. Y así lo manifestaron las dos altas autoridades de la provincia que siguen a Jaldo en el orden de sucesión: Miguel Acevedo -Vicegobernador- y Sergio Mansilla – Presidente Subrogante de la Legislatura-.

El Pacto de Mayo firmado por 18 gobernadores, de diferentes ideologías, y el Presidente, es el puntapié inicial para construir un país unido y que salga de la decadencia, donde haya un marco común a lo largo y ancho de una Argentina pluripensante. En Tucumán es diferente. Es una provincia peronista, con gobernadores de ese signo político que han gobernado casi todos los años desde la vuelta a la democracia, en el año 1983. Una provincia donde de los 19 intendentes, 16 son peronistas. Delegados comunales prácticamente todos del mismo signo del gobernador, y como se dijo, una Legislatura de mayoría oficialista. Entonces, ¿qué Pacto quiere firmar con la oposición?.

Advertisement

La “oposición” de Tucumán está algo desorientada. Radicales que no encuentran la brújula; un PRO, Fuerza Republicana y CREO que están casi abducidos por la Libertad Avanza; y un gobernador que abrazó, por convicción o conveniencia, las formas de gobernar de los libertarios. Visto todo esto, y por los hechos y declaraciones de muchos peronistas locales, la oposición de Tucumán está en los propios “compañeros” de Jaldo.

¿Alguien piensa que los radicales, PRO, CREO, Fuerza Republicana, se opondrían a una Reforma Electoral o habilitar el Acceso a la Información Pública?. De ninguna manera. ¿A quién afectaría la eliminación de los acoples o la implementación del Acceso a la Información Pública?, al peronismo. Gracias a los acoples, el oficialismo ha podido retener el poder durante tantos años.

Por lo tanto, sería bueno que el gobernador firme un Pacto con la oposición y se ponga en práctica lo firmado. Pero antes, Jaldo deberá convencer a los propios y dar una muestra a los ciudadanos que verdaderamente quiere un cambio y una provincia de excelencia.

Advertisement
COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *