Breaking News

Cada vez que un gremialista convoca a un Paro, lo único que logra es perder más su credibilidad

Dentro de los paros nuestros de cada día, la CGT convocó a un segundo Paro General al Gobierno de Javier Milei, que lleva solo 4 meses. Será el próximo 9 de mayo.

Los gremialistas, en Argentina, son una especie que ya nadie cree. Si tienen seguidores, es porque están comprados o “apretados”. Los paros generales, sin dudas, ya no se aplican en la mayoría de los países del mundo. Las medidas de protesta que marcan el cese de las actividades, como represalia a un reclamo, son obsoletas. Nuestros “gordos” sindicalistas, que son millonarios y que han viajado por todo el mundo, no cabe duda que ya están enterados del asunto. ¿Por qué o para qué insisten?. Fácil, porque se les acabaría el ingreso de $$$$ continuo y abundante. Sin $$$$, no los seguirían ni los familiares.

Los muchachos peronistas (kirchnerizados) y la izquierda “olor a naftalina”, son unos nostálgicos de los años 70. No se dan cuenta que el mundo en general y, Argentina en particular, han cambiado. Existe la globalización muchachos. Existen las redes sociales, la interconexión mundial. La gente ya no come vidrio. Avancen, den paso a nuevas generaciones.

El país, en su gran mayoría, ha decidido cambiar de rumbo. Esa mayoría está comprendida por jóvenes, adultos y adultos mayores; pobres, clase media (lo que queda) y ricos. Cultos e incultos. Y ustedes no la ven. El poder sindical y de movilización de masas se les está yendo de las manos a una velocidad inimaginable.

Los gremios han existido, existen y seguirán existiendo pero, la forma argentina, de volverse millonarios, perpetuarse en el poder, apretar, etcétera, no va más. O cambian, o desaparecen. Es cuestión de tiempo.

Entiendan que el populismo, en Argentina, no va más. Seguramente están convencidos que con cientos de paro, cada día, van a cansar a la gente y volverlas en contra del Gobierno. No se equivoquen, está sucediendo al revés.

Si dejasen el castillo en el que viven y caminasen por las calles, se subieran a un bondi para a ir a trabajar, se darían cuenta el ODIO hacia ustedes, que ocasiona en cada ciudadano laburante de este país, cada vez que hacen un paro.

Si realmente les interesa el bienestar de los trabajadores, vean la forma de crear nuevos puestos laborales, eso sí, privados y no en el Estado. Que haya salarios justos, pero para eso hay que laburar, porque parando se estará muy lejos de progresar.

TICHO para Sin Codigo Tucumán

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *