Breaking News

El episodio lo protagonizó el iraní Ali Heibati, quien golpeó a la joven que estaba anunciando el comienzo del primer asalto de su pelea

Un episodio repudiable y aberrante se produjo en los últimos días en Moscú. Una situación que derivó en una trifulca generalizada por los propios protagonistas, y una dura sanción ejemplar hacia un luchador iraní que provocó a una de las mujeres encargadas de mostrar los carteles que anuncian el arribo de cada asalto en las Artes Marciales Mixtas. La liga rusa de MMA anunció la suspensión de por vida del deportista Ali Heibati, tras el incidente.

El luchador fue sancionado luego de darle una patada a la cadera de la joven, mientras ella presentaba el primer round del duelo en el que el agresor resultó derrotado. El incidente, capturado en vídeos y difundidos en las redes sociales, fue considerado como “un comportamiento inaceptable” por parte de la liga.

La suspensión de Heibati se produjo después de una serie de incidentes previos que habían puesto al luchador en la mira de la liga, incluyendo agresiones a su contrincante tras la derrota y su participación en peleas previas al combate, lo que la liga consideró como un estímulo a la violencia por sus reiterados actos de indisciplina.

En respuesta al revuelo generado, el iraní emitió una disculpa pública en un vídeo donde expresó su arrepentimiento por su comportamiento hacia la mujer que fue humillada dentro del octágono. El luchador justificó su acción como “un resultado de la tensión previa al combate y las emociones desbordadas en el momento”. “Estaba tenso y, como la mayoría entiende, en la lucha florecen las emociones, por lo que antes de la pelea actué mal con María’”, dijo. Y agregó: “Quiero disculparme públicamente con ella. Soy un hombre casado, así que respeto el género femenino. Ella estaba haciendo su trabajo y yo, después de la pelea, tampoco admití mi culpa, porque también me golpearon en la cabeza”.

La ring girl, identificada con el nombre de María, aceptó las disculpas de Heibati, expresando su gratitud por el gesto de arrepentimiento. De todos modos, la sanción impuesta hacia el agresor subraya la determinación de la liga rusa de MMA HFC en mantener altos estándares de conducta dentro y fuera del octágono, así como su compromiso con la seguridad y el respeto hacia todos los involucrados en el deporte de las artes marciales mixtas.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *