Breaking News

Elías es un joven tucumano que le cuenta a Sin Codigo su experiencia. Deciden emprender el viaje al país del Norte en busca de trabajo y ahorrar

Desde hace muchos años, pero especialmente en los últimos cuatro, jóvenes -y otros no tanto- deciden emprender viaje a Estados Unidos, más precisamente Miami. Generalmente lo hacen por tres meses, con el objetivo de trabajar, ganar dólares, hacer comprar y ahorrar.

Muchos son estudiantes universitarios, otros tienen un trabajo estable y algunos, ni lo uno ni lo otro. Los trabajos disponibles allá suelen estar relacionados con la gastronomía o cadetería, por mencionar algunos. En general, la ganancia es de 15 dólares la hora (promedio), y la ganancia diaria dependerá de las horas que quieran trabajar.

Más allá de laburar y ganar “dólares”, quizás lo más importante es la EXPERIENCIA VIVIDA. Otro mundo, otra cultura, conocer gente de otros países (generalmente latinos), aprender a asumir responsabilidades, administrar sus recursos, en definitiva, MADURAR. En el mejor de los casos, ABRIR LA CABEZA.

Elías es tucumano, y uno de los tantos jóvenes que fueron a Miami con el claro objetivo de trabajar, ganar y ahorrar. La mayoría no va con intenciones de quedarse para siempre, solo por unos meses. Y es el caso de Elías. Con un trabajo estable, estudiando una carrera y con una novia en la provincia, decidió “mandarse” sólo, por unos meses. Aclara que antes le dio permiso su novia para viajar sin ella (se ríe). Pidió permiso en su trabajo (sin cobrar sueldo) y con la carrera, seguirá desde allá ya que estudia online.

“Me animé a vivir la experiencia de venir a trabajar a Miami por 5 meses, ya que la Visa de turista dura 6 meses para los argentinos, o por lo menos la que me aprobaron a mí. Al viaje lo organicé sobre la hora. Saqué pasajes y a partir de eso, busqué hospedaje para los primeros siete días por Airbnb”, comenta Elías.

“Una vez que ingresé a EE.UU., busqué a través de grupos de Facebook de argentinos en Miami, un hospedaje para los meses de mi estadía. Tuve la suerte de encontrar algo que me gustó bastante en Miami Beach y es donde actualmente estoy compartiendo con dos amigos. Aquí una persona destina a su hospedaje 600 dólares en adelante, dependiendo lo que uno necesita. Particularmente alquilo un monoambiente, lo llaman “estudio” y estamos bastantes cómodos. El valor es de 2.100 dólares, o sea, USD700 cada uno. Tiene pileta y salida a la playa”, relata el tucumano.

Con respecto a lo laboral, Elías cuenta: “Comencé a trabajar como repartidor de comidas por una aplicación. Lo hice con una bicicleta eléctrica, la cual compré por 700 dólares. Actualmente me encuentro trabajando en un bar como ayudante de cocina, donde la hora me pagan 16 dólares”.

Para finalizar, Elías comenta: “Recorriendo la zona, se ven carteles en muchos lugares que están contratando gente, sobre todo en gastronomía. Estoy muy conforme en el lugar que estoy. No me arrepiento de mi decisión. Y por supuesto que voy a volver a mi Tucumán en unos meses”.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *