Breaking News

“Estamos precarizadas y nos deben meses de sueldo”, dicen las empleadas

Las trabajadoras son del Centro de Desarrollo Infantil (CDI), que administra la Fundación María de los Ángeles, donde asisten a hijos e hijas de víctimas de trata, violencia de género y madres solteras. Explican la situación de precariedad laboral en la que se encuentran y reclaman por una deuda salarial de tres meses que pone en duda su continuidad.

Según cuentan las empleadas, la Fundación María de los Ángeles tenía un convenio con el Ministerio de Educación de la provincia de Tucumán, para que éste se hiciese cargo del pago de los sueldos. A cambio, las chicas debían hacer monotributistas y así lo hicieron. Aparte de reclamar el pago de los sueldos desde febrero, están preocupadas porque dejaron de pagar el monotributo (por no tener plata para hacerlo).

Una de las damnificadas es Maria Lorena: “Reclamamos que nos paguen los sueldos adeudados desde febrero a abril, y que nos registren como trabajadoras con derechos. Somos seis personas que trabajamos como personal auxiliar docente dentro del aula, asistíamos turno mañana y turno tarde de lunes a viernes, seis horas diarias desde hace dos años. Trabajamos de manera precaria, nos obligaron a hacernos monotributistas, sin seguro, obra social o aportes, no nos cubrían asuetos, tampoco cuando había paros de transporte, paros, o licencias, nos hacíamos cargo solas de 25 chicos”.

Giuliana es otra auxiliar docente y cuenta que no sólo tuvo que hacerse cargo sola de un aula (la maestra estuvo enferma) sino que ella misma, cuando se enfermó, tuvo que seguir concurriendo a la Fundación y pagarse el tratamiento médico (y endeudarse) a pesar que no estaban cobrando el sueldo.

Con respecto al trabajo y al sueldo que recibían ellas, como auxiliar docente, con respecto a las maestras, Melina comentó: “El trabajo era el mismo, pero nosotras cobrábamos mucho menos. Hasta fines del año pasado, solo 110 mil pesos mensuales. En enero pasamos a cobrar $170 mil, pero solo un mes porque en febrero ya nos dejaron de pagar. Además, de tener que pagar el monotributo, la Fundación nos retenía un porcentaje del salario por ser organismo de retención, según nos explicaron algunos contadores”.

Con respecto a los meses que trabajaron sin cobrar, Gisell comentó: “Siempre nos dijeron que tengamos paciencia, que nuestros contratos se iban a renovar, con un contrato mejor, y nos hacían ir a trabajar igual. Incluso estando enfermas teníamos que ir, con dengue nos pedían sí o sí certificado del CAPS. Mientras tanto, pasaba el tiempo. Tenemos deudas con el monotributo, ya que mientras no cobrábamos, lo mismo debíamos seguir pagándolo“.

El relato de Carolina es impactante: “Yo hacía la limpieza en el jardín. Durante los meses que no nos pagaron tenía que sacar de mi bolsillo para el colectivo, que está cada vez más caro, y como no tenía más plata, decidimos con mi marido salir a cortar el pasto en el barrio, limpiando casas, podando árboles pero no nos alcanzaba. Ahora, lamentablemente tuve que dejar a mis dos hijos solos en casa para trabajar de empleada doméstica cama adentro. La verdad que estamos pasando una situación horrible, quisiera que esta situación mejore para poder volver a trabajar en el jardín y que mis derechos como trabajadora se cumplan”.

Las damnificadas comentaron que no tuvieron ninguna respuesta a sus reclamos: “Con la ayuda de los abogados del CeProDH quisimos presentar una nota formal en la Fundación pero no la quisieron aceptar, nos obligan a ir por la vía judicial. Nos parece lamentable que nos traten así después de trabajar con ellos tanto tiempo. Después de intentar presentar la nota, nos dijeron que nos iban a pagar el mes de febrero, pero vamos a seguir peleando para que nos salden la deuda del marzo, abril, la deuda del monotributo y nuestro derecho de ser trabajadoras registradas. Vemos necesario para la educación de los chicos que volvamos a trabajar con ellos junto con nuestras compañeras”.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *