NOVEDADES

Militares irrumpieron en el Palacio Presidencial

El Presidente de Bolivia, Luis Arce, ha denunciado este miércoles la presencia “irregular” de unidades del Ejército, que se han desplegado en la Plaza Murillo, en La Paz, en donde se encuentra la Sede del Gobierno.

“Denunciamos movilizaciones irregulares de algunas unidades del Ejército Boliviano. La democracia debe respetarse”, denunció el Presidente.

Imágenes de televisión mostraban al menos dos tanquetas militares y un grupo de soldados frente a la Sede Gubernamental, que más tarde llegaron a ingresar al Palacio.

Advertisement

En la Plaza Murillo, Juan José Zúñiga, el Comandante General del Ejército que había perdido el carga el martes, confirmó la movilización de uniformados y dijo: “Estamos molestos por el ultraje que hay, ya basta”. Sin dar más detalles de a qué se refería, habló en televisión de “ataques a la democracia” y de que “pronto habrá un cambio de Gabinete”. Zúñiga abandonó luego el Palacio.

En imágenes se vio al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, increpando a militares. “¡Coronel Zúñiga, salga!”, se le escuchó decir. El mismo diario reportó que una tanqueta ingresó al Palacio del Quemado, Sede del Gobierno.

Por su parte, el ex Presidente boliviano Evo Morales, que mantiene un fuerte enfrentamiento con Zúñiga, ha denunciado que se está gestando un Golpe de Estado. “En este momento se despliega personal de las Fuerzas Armadas y tanquetas en la Plaza Murillo”, ha escrito en sus redes sociales. Morales ha apelado a los movimientos sociales a “defender la democracia”.

“Desde hace una hora, comandantes de divisiones, instruyen a comandantes de regimientos a retornar inmediatamente a sus cuarteles para esperar nuevas disposiciones (acuartelamiento). Esto levanta muchas sospechas del movimiento militar en Bolivia”, escribió en su cuenta de X.

Advertisement

El Secretario General de la OEA, Luis Almagro, también se hizo eco de los sucesos. “La OEA condena de la forma más enérgica los acontecimientos en Bolivia. El Ejército debe someterse al poder civil legítimamente elegido. Enviamos nuestra solidaridad al Presidente de Bolivia, Luis Arce Catacora, su Gobierno y todo el pueblo”, dijo en X.

Tanquetas y personal militar se apostaron alrededor del kilómetro cero de la sede de gobierno, aún no se conoció información oficial respecto del desplazamiento.

El comandante general del Ejército, Juan José Zúñiga, llegó al lugar en una tanqueta y armado, según la prensa que realiza la cobertura del hecho.

“Zúñiga, aún estás a tiempo”, le gritó el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo, que llegó al lugar para reclamar al militar por las acciones militares.

Advertisement

Zúñiga había perdido su cargo el martes tras una serie de amenazas contra Morales. En declaraciones a la televisión el lunes, el militar había dicho que Morales “no puede ser más presidente de este país”. “Llegado el caso”, había agregado, no permitiría “que pisotee la Constitución, que desobedezca el mandato del pueblo”. En tono elevado, hizo notar que las Fuerzas Armadas son “el brazo armado del pueblo, el brazo armado de la patria”.

Noticia en desarrollo…

Advertisement
COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *