Tucumán: conmoción por la muerte de un nene de 4 años a causa del Dengue

Ya son 12 personas fallecidas en Tucumán a causa del mosquito. Cada semana se anuncian nuevas muertes, que no respeta edad ni sexo

Nazareno Reinoso tenía cuatro años y falleció este martes, después de varias horas de fiebre muy alta y dolor de cuerpo. Ayer la familia recibió la noticia más dolorosa: la causa de la muerte, según les dijeron, fue por dengue. El virus que transmite el mosquito Aedes Aegypti fue implacable. “No hubo tiempo de nada”, contó Cristina Nieva, una médica amiga de la familia del pequeño.

Según contó la doctora Nieva, que es pediatra en el sur de la provincia, Nazareno llegó a las 3 de la mañana a la policlínica de Tafí Viejo, con mucha fiebre. “Ahí lo atendieron, lo medicaron para bajarle la fiebre y lo mandaron a la casa”, detalló la profesional. Ese iba a ser el principio de una pesadilla que tuvo el peor final.

“A las siete de la mañana, su temperatura era de 40°C y tenía muchísimo dolor de cuerpo. Él decía que le faltaba el aire. La familia lo llevó al hospital Avellaneda. Cuando lo estaban revisando, empezó a llenarse de manchas rojas en todo el cuerpo. Luego, entró en paro. Falleció en ocho horas”, detalló la profesional.

Si bien los médicos le habían diagnosticado que podía ser dengue, la familia no sabía bien la causa del deceso. Ayer los resultados de los análisis lo confirmaron, señaló Nieva.

La pediatra publicó, en las redes sociales, imágenes de los estudios de laboratorio de Nazareno. “Tenía dengue tipo 2, que es una de las formas más severas de este virus. Los casos más graves los produce este serotipo”, precisó. También le llamó la atención que el pequeño presentaba hipoglucemia y niveles terribles de plaquetas (20.000, cuando lo normal es entre 150.000 y 400.000). “A muchas personas con dengue las plaquetas les bajan a 50.000. Lo de este niño fue mortal. Tengo otros pacientes que también están mal. Es muy doloroso todo lo que está pasando”, relató.

Ojalá ahora hagan algo para evitar más muertes; mi sobrino era muy fuerte y en horas esa porquería se lo llevó”, dijo Rita Lobo, tía del niño.

“Se me fue en un abrir y cerrar de ojos”, expresó la mamá, Alix Lobo. 

Datos de Lucía Lozano, La Gaceta

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *