Todo mal: tiene 16 años y corría picada, mató a un chico de 17 años y su padre intentó encubrirlo

Tras la muerte de la víctima, el menor fue a su casa, el padre se presentó ante la justicia y dijo que era él quien conducía la camioneta 4×4

El 28 de abril pasado, cerca de las dos de la madrugada, un adolescente de 16 años, tomó la camioneta de padre para salir a pasear con cuatro amigos. En lo que, en un principio habrían pensado era una travesura inocente, durante el periplo se encontraron con otra camioneta de características similares: una 4×4. En el momento en que ambas pasaron un semáforo en rojo se dio inicio a un tenebroso juego, según testigos, una “picada” ilegal que terminó con la muerte de un adolescente que iba en su moto.

El hecho quedó registrado por cámaras de vigilancia. Ocurrió en Quimilí, en el interior de Santiago del Estero. Los dos vehículos pasaron “a la velocidad de un rayo”. En una curva chocó su camioneta contra otra, una Ford 1967. Detrás del vehículo más antiguo, estaba Leonel Bustos Ruiz, el joven de 17 años, que circulaba en una motocicleta Honda Wave, que impactó contra la Ford y, minutos después, murió.

Tras el hecho, en lugar de quedarse en el lugar o ir a la comisaría, el menor fue a buscar a su padre para que lo ayudara. Este decidió encubrirlo. Fue hasta una comisaría y le dijo a la policía que él había sido el autor del choque que derivó en la muerte del adolescente.

Adrián Alejandro López, de 42 años y padre del homicida, fue hasta la comisaría a las tres de la madrugada del día del hecho. Para los investigadores, un intento premeditado de encubrir a su hijo, se presentó como el autor material del hecho.

Sin embargo, cuando tuvo que brindar declaración judicial, se desdijo y confesó que había sido efectivamente su hijo el responsable del choque. López declaró, ante la Fiscal, que el dormía cuando se enteró de la noticia. “De madrugada, mi hijo llegó a casa shockeado y me dijo que había chocado a alguien”, dijo. También, contó que el menor se llevó la camioneta sin su permiso. Por su accionar, el padre del chico de 16 años, quedó imputado por encubrimiento. Además, se ordenó la detención del menor de 16 años, imputado por el delito de “homicidio simple con dolo eventual”.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *