Breaking News

En la última sesión de diputados hizo una defensa de las jubilaciones de privilegio como el abanderado de la “casta”

Miguel Ángel Pichetto es un abogado y político argentino, actual Diputado Nacional por la Provincia de Buenos Aires. Tiene 73 años.

Nació en la provincia de Buenos Aires y se recibió como abogado en la Universidad de La Plata. Casado y con dos hijos, el hombre del peronismo se radicó en la provincia de Río Negro para iniciar su carrera política.

En 1983 obtuvo su primer cargo electivo como concejal por la ciudad de Sierra Grande. Tras dos años, reemplazó al intendente Beluz González como jefe comunal hasta 1987. Desde Sierra Grande, Pichetto llegó a la cámara provincial en el período 1988-1993. En el Partido Justicialista ingresó como Congresal por Río Negro, desde 1983 hasta 1991, y lo presidió entre 1991-1995.

Desde 1993 hasta 2001, ocupó una banca de diputado nacional. Desde 2001 al 2019 fue senador nacional. En los años de gestión kirchnerista se mantuvo como aliado. En el año 2015 perdió las elecciones para gobernador en Río Negro.

Con la llegada de Cambiemos a la Casa Rosada, el senador decidió romper con el Frente para la Victoria y conformó el Bloque Justicialista, que junto a los gobernadores provinciales se encargó de negociar leyes con el oficialismo, entre ellas, el pago a los fondos buitre y la resistida reforma previsional. “Nos tocó la ingrata tarea de votar esto”, se excusó el senador, a pesar de sus críticas económicas hacia el gobierno de Macri.

Em el año 2019 había armado junto a los gobernadores de Córdoba, Juan Schiaretti, de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, Alternativa Federal. Espacio que terminó dinamitado por la candidatura de Pichetto como vicepresidente de Mauricio Macri dentro de Cambiemos. 

Esta semana, la media sanción -en diputados- de la nueva fórmula jubilatoria dejó una polémica en torno a las jubilaciones de privilegio a ex presidentes, que no obtuvieron los votos necesarios para sacarlas y se mantendrán. En el debate, Miguel Ángel Pichetto defendió la jubilaciones y pensiones a ex mandatarios.

“En la discusión del artículo 11, le están dando vuelta al tema y nadie lo dice: esto determina la jubilación o pensión de los presidentes. Se limita, se prohíbe, que los presidentes, de acá en más, a partir de la sanción de esta ley, no tengan ningún beneficio por parte del Estado”, comenzó diciendo Pichetto.

“El que diseñó y pensó esto (eliminar las jubilaciones de privilegio) tiene una visión de la antipolítica muy perversa. Fundamentalmente cree que la política es para narcos, marginales y delincuentes, gente que no tiene ningún interés en defender la Argentina, y piensa que el Presidente, cuando termina su mandato, tiene que ir a pedir trabajo a una fábrica. Eso es lo que piensa en su cabeza estúpida“, dijo el peronista.

Por supuesto que Pichetto no habló de Cristina Fernández de Kirchner, que en enero de este año cobró $8.107.506,01 por su pensión no contributiva como ex presidente y $6.441.330 por la pensión de su ex esposo y ex presidente Néstor Kirchner, un total de $14.548.836 en bruto.

Ese es Miguel Ángel Pichetto.

Pregunta, ¿si un Presidente o Vicepresidente, hizo una muy mala gestión, empeoró la economía, se demostró que fue corrupto o inepto, se merece una jubilación de privilegio?. ¿Y por qué de “privilegio”?. ¿Por qué un ex Presidente o Vicepresidente, si está condenado por la Justicia, sigue recibiendo una jubilación de privilegio?.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *