Breaking News

La joven tenía 22 años, y la nena 9. El delincuente está prófugo

Una joven de 22 y su hermana de 9 años fueron asesinadas por un hombre que ahora es intensamente buscado por la Policía de Corrientes. El hecho ocurrió este martes en un pequeño poblado llamado Parada Acuña, a unos 30 kilómetros de Curuzú Cuatiá.

La investigación se disparó cerca de las 18.30, apenas unos minutos después que el peón rural Miguel Andrés Zárate, de 24 años, retornara de la estancia donde trabaja. Apenas bajó de la camioneta de su patrón, vio que un amigo al que le había dado alojamiento mientras buscaba trabajo en la zona, salió corriendo de la casa.

Zárate no tardó en descubrir los cuerpos. Su pareja, Isondú Marisel Fernández presentaba varias heridas cortantes en los brazos que habrían sido realizadas con un machete, y dos heridas punzantes en el tórax. La hermana de la joven, Aitana, estaba tirada en una cama. El informe preliminar, de la médica policial, indica que pudo haber sido estrangulada con el cinto de su guardapolvos.

De la escena del crimen, se estableció que Aitana fue la primera en ser atacada, ya que no presentaba manchas de sangre al igual que la cama donde fue hallado su cuerpo.

El ministro de Seguridad de Corrientes, Buenaventura Duarte, dijo que el principal sospechoso era amigo de la pareja y que lo habían cobijado un tiempo antes, cuando llegó desde Curuzú Cuatiá. El funcionario detalló que la menor de las hermanas había sido acosada sexualmente por el homicida, motivo por el cual había acudido a su hermana mayor.

Es por eso que no se descarta que el crimen de la menor haya ocurrido durante un intento de ataque sexual. Y que Isondú haya sido asesinada cuando encontró al ahora prófugo estrangulando a la nena.

El señalado como el autor del doble crimen sería Antonio Villalba, de 41 años, quien todavía no pudo ser localizado por la Policía. Los perros siguieron su rastro hasta la Ruta Provincial 25, donde habría sido levantado por un circunstancial automovilista, lo cual le permitió abandonar rápidamente la zona de Parada Acuña.

En un informe preliminar, del Fiscal de la causa, señaló que hasta ahora se descarta cualquier vinculación de Zárate con el doble crimen. Es que la médica policial estableció que los asesinatos ocurrieron cerca de las 16.00 y el peón arribó al lugar cerca de las 18.30, lo cual fue corroborado por su empleador, quien lo llevó hasta las inmediaciones de la vivienda con su camioneta.

En una zona de vegetación próxima a la casa, la Policía halló un trozo de cable y un buzo, elementos con los que el homicida habría intentado quitarse la vida.

En la escena del crimen se secuestraron tres teléfonos celulares, un machete y un cuchillo. Además, debajo de la cama de Aitana había un par de zapatillas con manchas de sangre.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *