Breaking News

En algunas zonas pondrán retardadores de velocidad

La Municipalidad de San Miguel de Tucumán busca avanzar en una nueva planificación de la ciudad. Con el asesoramiento de profesionales especializados en construcción y en urbanización, el siguiente paso es eliminar por completo los lomos de burro para reemplazarlos, en algunos casos, por elementos menos agresivos para los vehículos.

Los Colegios de Arquitectos y de Ingenieros Civiles, además del Consejo Profesional de la Ingeniería de Tucumán, tienen la tarea de acompañar al municipio en este reordenamiento. “Tenemos un plan para intervenir 400 cuadras (hasta) fin de año; con bacheo, hormigon, carpeta asfáltica y repavimentaciones”, comentó Luis Lobo Chaklián, secretario de Obras Públicas de la Capital.

Con respecto a los “lomo de burro”, el funcionario aseguró que todos serán removidos. “Es un elemento agresivo que, más allá de que te hace disminuir la velocidad, te genera un golpe, te resiente el tren delantero y las cubiertas y, además de eso, algunos están puestos en lugares no adecuados”, fundamentó Lobo Chaklián.

El funcionario mencionó que algunos de ellos serán reemplazados por retardadores de velocidad, que tienen la característica de ser más “amigables” con los medios de transporte porque funciona como un elemento de precaución. “Hay una cantidad exagerada de lomos; en el caso de los retardadores, se colocarán en lugares que realmente lo ameriten”, advirtió.

El objetivo es, entonces, contribuir a la agilidad y ordenamiento del tránsito de manera que sea conveniente. “Hoy hay lomos de burro en cualquier lado; en la calle Mendoza, desde Camino del Perú, en Santa Fe o en la calle San Juan; todos sin sentido. Hay hasta en la mitad de la calle, es insólito. Se va a sacar todo”, dijo Lobo Chaklián.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *