Breaking News

Pidieron celeridad, “El tiempo de las empresas no es infinito”

Se realizó, este martes, el Congreso de IAEF (Instituto Argentino de Ejecutivos de Finanzas). La agenda de cuestiones económicas fue completa y ninguno de los presentes pasó por alto el debate sobre el atraso cambiario, el nivel de la tasa de interés que podría haber marcado el “despertar” del dólar libre que se verificó en los últimos dos días y, por supuesto, la crisis diplomática con España. Pero ninguno de esos temas obtuvo la centralidad en los discursos y opiniones de los empresarios reunidos que adquirió, en ese marco, el reclamo al Senado por la aprobación de la Ley de Bases.

El pedido, en modo de advertencia, ”el tiempo de las empresas no es infinito”, se dijo, por ejemplo, o de simple análisis supera en preocupación a otro de los temas centrales en la agenda, el levantamiento del cepo cambiario. La cuestión se discutió ampliamente sobre el escenario con las intervenciones del ex ministro Domingo Cavallo y del propio ministro de Economía, Luis Caputo, pero en los pasillos fue palpable que empieza a bajar el nivel de ansiedad entre los empresarios y también los agentes del mercado de capitales. En contrapartida, el avance de las reformas que plantea el Gobierno en el Congreso acapara la máxima atención y, también, preocupación.

“Estamos tratando de hacerle llegar al Congreso nuestra mirada sobre la importancia de la aprobación de la Ley de Bases. Ahí hay un conjunto de reformas que, aunque salgan retocadas, van a servir para generar un impulso en la economía real”, dijo Cazorla, quien admitió que en el mundo de los negocios no existe mucha claridad respecto del contenido de lo que finalmente se termine aprobando. Aun así, aseguró que “lo que salga va a ser mucho mejor que lo que hoy no tenemos. Necesitamos que las reformas se hagan realidad. Las empresas se están preparando para lo que viene, están haciendo lo que pueden con lo que tienen pero hay algo que es importante y es un mensaje que quiero pasar: los tiempos no son eternos para la microeconomía. Estamos con un relojito que hace tic tac y esto es un llamado a los legisladores para que entiendan que esta no es “la ley Milei” sino una ley que el país necesita”.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *