NOVEDADES

Desde Economía confirmaron que se decidió posponer los aumentos en un mes en el que los usuarios suelen gastar más por el frío; buscan sostener la inflación a la baja

El Gobierno decidió posponer los aumentos previstos en las tarifas de luz y gas correspondientes a julio, confirmaron desde el Ministerio de Economía. Esto significa que sus precios quedarán congelados por, al menos, un mes. De esta manera, el ministro Luis Caputo postergó el ajuste mensual que iba a estar atado a una fórmula de estimación de inflación futura, aún no diseñada.

Esta determinación ocurre en medio de un contexto en el que las estimaciones privadas de inflación marcaban malas noticias para el bolsillo con un repunte en junio, que interrumpiría la tendencia de desaceleración registrada en lo que va del año. Más específicamente, luego del 4,2% de inflación de mayo, en junio la suba de precios ya mostraba un rebote, según los privados, en torno al 5,5%.

Además, desde Hacienda informaron que Caputo consideró el componente de la estacionalidad. En el invierno, el consumo de gas suele ser mayor y, en consecuencia, lo que pagan los usuarios también. Por lo tanto, este congelamiento puso un freno a los aumentos del mes pasado, que habían sido de entre 9% y 33% en gas y entre 23% y 156% en electricidad.

Advertisement
COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *