Breaking News

Al pedido de mejoras salariales se sumaron docentes y profesionales de la salud

La situación en la provincia de Misiones, por el reclamo salarial de la Policía, sumó otro capítulo de máxima tensión este domingo. La llegada de fuerzas de Gendarmería y Prefectura generó algunos disturbios en las afueras del Comando Radioeléctrico I, para desalojar a los manifestantes que desde hace días protestan por mejoras en las condiciones de trabajo.

En la mañana de este domingo, se hizo presente en el Comando donde se mantienen acuartelados los manifestantes el Jefe de la Policía provincial. En el mismo momento, arribaron al lugar otras fuerzas nacionales de seguridad junto a la guardia de infantería local.

Fue entonces cuando se produjo el avance en las afueras del Comando Radioeléctrico de Gendarmería, la Policía Federal y Prefectura. Esta situación se da mientras más uniformados se desplegaron por calles internas del barrio El Palomar hasta finalmente rodear la zona. Además, al pedido de mejoras salariales se sumaron docentes y profesionales de la salud.

Mientras, en el interior de la dependencia policial, los referentes de la mesa de diálogo policial, Ramón Amarilla y Germán Palavecino, mantienen una negociación de último momento con el Comisario Gentili, designado como negociador por el comité de crisis conformado con intervención de Patricia Bullrich, y el propio Jefe de la Policía, Sandro Martínez, que llegó al lugar en medio de insultos por parte de los manifestantes.

“Lo mejor que se puede hacer es este diálogo que se está realizando, todo se soluciona así, pero ellos se cierran en que no quieren dialogar, quieren imponer. Nosotros no queremos estar acá, ellos nos obligan porque ellos se aumentan de manera sideral el salario y a nosotros solo un 8%”, reclamó un Suboficial Mayor retirado quien prestó servicio en la Policía durante 26 años.

Por otra parte, otro de los policías retirados presente, aseguró que hace más de diez días comenzaron con los reclamos y van a “aguantar lo que tengamos que aguantar” hasta encontrar una solución.

Según aseguran los manifestantes, un agente de policía percibe $368 mil como básico. “Eso no alcanza para vivir. Imagínate si tiene que pagar un alquiler o tiene hijos pequeños. Están por debajo de la mitad de la canasta básica. Además, Misiones siempre tuvo las tarifas de luz y agua más cara”, agregó una mujer familiar de policías.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *