Tucumán al estilo 1810: una ruta destruída y peligrosa para circular en pleno siglo XXI

Se trata de la 329, en el tramo que va desde Concepción hasta Monteagudo

La Ruta 329 lleva más de 10 años en un estado deplorable, constituyendo un dolor de cabeza y un gran peligro para aquellos que deben transitar por la misma. Se extiende desde Concepción hasta Monteagudo a lo largo de 40 kilómetros, de los cuales apenas 10 kilómetros son los que se encuentran en condiciones adecuadas para transitar. Es el único tramo que se concluyó desde 2012, cuando se adjudicó la obra de repavimentación a la empresa Ingeco. Luego, 30 km que avanza hasta empalmar con la Ruta Nacional 157, en Monteagudo, donde ni siquiera fue abordado y se transita de manera peligrosa. Hay que hacerlo a muy baja velocidad, con gran precaución, a causa de los innumerables y enormes baches o “pozos” en el trayecto.

La obra, que desde su inicio enfrenta dificultades vinculadas con la falta de pago a la empresa constructora, quedó paralizada en 2014. “Desde hace más de dos décadas a la ruta se le venía realizando labores de bacheos precarios y que terminaban desapareciendo al poco tiempo. Ahora ni siquiera eso; no se hace nada”, contó un vecino, Pedro Aguilar, de Ciudacita.

Los comisionados comunales Alberto Elías, de Monteagudo, y Luis Delgado, de Ciudacita, hicieron varios planteos ante las autoridades de Vialidad de la Provincia sobre el “grave deterioro” que tiene la Ruta 329. Pero hasta ahora no obtuvieron respuestas. La gran preocupación es el inicio de la zafra azucarera, donde los cañeros demandan arreglos que favorezcan el transporte de la caña de azúcar a los ingenios.

Con datos de Rodolfo Casen, La Gaceta

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *