Breaking News

El FBI advierte nuevos peligros en las aplicaciones “amorosas”

La búsqueda de un nuevo amor (supongamos), o de una aventura pasajera (lo más probable), puede meter a las personas en muchos problemas, según advierte el FBI. El organismo de investigación estadounidense no apunta a corazones que salen heridos. Tampoco a esas citas con finales poco felices, o sí. Habla sobre la acción de los cibercriminales en las apps de encuentros, que usan para cazar presas y robar información sensible.

¿Qué tener en cuenta para no caer en los fraudes antes, durante y después del matcheo?

 En las Apps de citas, como Tinder por ejemplo (hay muchas más), existen embaucadores que, mediante un esquema fraudulento, llevan a sus víctimas a una plataforma en la que se registran, comparten datos y regalan su dinero a los estafadores.

¿Cómo lo hacen?. Un atacante abre perfiles en las aplicaciones de encuentros y cuando machea, invita a seguir la conversación en otro sitio. En ese momento, comparte un enlace a un sitio web en el que es preciso completar un proceso de verificación, que aparenta ser una plataforma para evitar citas riesgosas. Según explica el sitio Phone Arena, ese website tiene cientos de artículos falsos para mostrar legitimidad. ¿Qué ocurre luego? Pide información.

Los usuarios desprevenidos, completan los formularios con nombre, número de teléfono, dirección de correo electrónico y número de tarjeta de crédito. Con ello, se avanza en la supuesta verificación. Aquellos que siguen estos pasos verán en el resumen bancario una suscripción mensual a un sitio web de citas, que nunca solicitaron.

Además de llevarse dinero todos los meses, los ciberdelincuentes también pueden utilizar la información para otros ataques, como robo de identidad, o para venderla en la Web oscura. De acuerdo a la publicación Bleeping Computer, se hallaron más de 50 dominios vinculados con este esquema; todos ellos empleando sistemas de pagos que operan desde Chipre.

Hay dos claves relevantes para mantenerse a resguardo de este tipo de estafas. Por un lado, mantener una postura siempre crítica y atenta. En este caso, desconfiar si un contacto pide continuar con la conversación por fuera de una plataforma que es reconocida. Por el otro, estar informado. Es lógico: un usuario atento y con conocimientos es una presa más difícil de atrapar.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *