Breaking News

Mercedes sigue viviendo en la casa que compartía con su nieta, y aún le cuesta asimilar lo sucedido. Exige perpetua para los asesinos

La abuela de Cecilia Strzyzowski le hizo un contundente pedido a los jueces que deberán juzgar al clan Sena, los principales sospechosos del femicidio de su nieta. “La sociedad ya los condenó, ahora le toca a la Justicia”, expresó. Este domingo se cumple un año de la desaparición seguida de muerte de la joven chaqueña y los acusados irán a juicio, aunque todavía no hay fecha.

Mercedes Valois, abuela de Cecilia, fue una de las últimas personas en verla con vida y sigue viviendo en la humilde casa que compartían en la localidad de Barranqueras, a unos 30 kilómetros de Resistencia, el lugar del crimen. Reveló que la extraña todos los días y que le cuesta entrar a la habitación de su nieta, donde aún conserva su ropa y sus fotos.

Todavía no puedo superar todo el dolor que sufrí cuando me sacaron a mi nena. Ella era mi compañerita y la extraño mucho. Te juro que me cuesta mucho entrar a su pieza y ver su ropa. Recién, hace unos meses, pude volver a entrar porque no me animaba. Todavía guardo sus cosas y es muy difícil para mí todo esto. Todo me recuerda a ella”, contó.

Mercedes sigue custodiada y todos los días tiene gendarmes en la puerta de su casa, porque sufrió el amedrentamiento de personas cercanas a los líderes piqueteros. “Me amenazaron con quemarme la casa, a veces pasan autos sin patente por acá, miran para adentro y siguen. Desde el principio de la causa que estoy vigilada, pero no tengo miedo”, aseguró la abuela de Cecilia.

Sobre el proceso penal y la investigación, la señora expresó: “Estoy esperando el Juicio con ansias. La sociedad ya los condenó y ahora le toca a la Justicia. Ya no tienen excusas ni salidas, las pruebas son claras y se merecen perpetua”.

Según confirmó el Fiscal Jorge Cáceres, el pedido de elevación a Juicio, que será por jurados, deberá ser definido por la Cámara de Apelaciones, ya que los abogados defensores se opusieron al requerimiento de la Fiscalía y optaron por esa vía.

El femicidio de Cecilia Strzyzowski fue uno de los casos de mayor impacto en los últimos años en el país, ya que los principales acusados resultaron ser personajes con mucho poder en la Provincia de Chaco: César Sena, pareja de la víctima, y sus suegros Marcela Acuña y Emerenciano Sena (padres de César).

El equipo de fiscales que encabezó la investigación incluyó más de 300 elementos probatorios en el requerimiento. En el documento, de 261 páginas, los funcionarios explicaron que “la evidencia presentada revela un entramado de poder, influencia y cooperación que los implica directamente”.

César Sena está imputado por homicidio doblemente agravado por el vínculo y por mediar violencia de género. La Fiscalía pedirá que el principal acusado sea condenado a cadena perpetua. Sus padres, Emerenciano Sena y Marcela Acuña, fueron acusados por el mismo delito, pero en calidad de partícipes necesarios.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *