Breaking News

En Argentina hay diputados acusados de cosas peores y siguen en su banca tranquilamente

El congresista (diputado) republicano, George Santos, fue destituido de la Cámara por haber usado fondos públicos para financiar su vida privada.

La decisión se tomó el pasado 1° de diciembre. Santos, de 35 años, se fue del Capitolio antes de que se terminara la votación porque ya percibía el resultado. “Al diablo con este lugar”, expresó.

Estuvo 11 meses en su cargo. Luego de asumir comenzaron las controversias cuando un medio estadounidense, The New York Times, informó que había mentido sobre su carrera en Wall Street, sus títulos universitarios y su ascendencia judía. A eso, se sumaron acusaciones de haber estafado a criadores de perros amish en Pensilvania, hacer fraude electrónico, blanqueo de dinero y robo de fondos públicos.

En octubre pasado, el comité de ética de la Cámara descubrió que Santos usó el dinero de campaña en hacerse bótox, pagar deudas de tarjetas de crédito, usar Onlyfans y viajes a los Hamptons en New York.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *