Corta la bocha: Jaldo firme y sin vueltas ordena a la Policía la detención de los estudiantes que generen disturbios en la vía pública

Además, habrá sanciones a los padres de los adolescentes involucrados y a los establecimientos educativos

 El gobernador de Tucumán, Osvaldo Jaldo, firmó un decreto para acabar con las peleas callejeras entre estudiantes tucumanos, y si se producen, que haya consecuencias para los involucrados. El mandatario argumentó que “los incidentes ponen en riesgo la vida y seguridad de quienes participan y del resto del alumnado que pertenecen a una institución determinada, como así también de los ciudadanos que se encontraran en sus inmediaciones”.

El gobernador recordó que, en 2017, ocurrieron hechos similares que concluyeron con la muerte del joven Matías Albornoz Piccinetti, de 17 años, en el microcentro de San Miguel de Tucumán. “Corresponde a la Provincia de Tucumán procurar los procedimientos y recursos necesarios tendientes a asegurar la paz social y la seguridad pública, dice el decreto. Que en tal sentido, resulta necesario instruir a la Policía de Tucumán a realizar todas las medidas preventivas y acciones disuasivas necesarias a esos fines”, agregó.

Medidas disciplinarias

Jaldo determinó que las instituciones educativas deberán implementar, dentro de sus establecimientos, las medidas tendientes a garantizar la vigilancia de toda conducta, acto o situación de vandalismo; y a disponer las medidas disciplinarias pertinentes.

Por esas razones, el gobernador instruyó al Ministerio de Seguridad y a la Policía de Tucumán a adoptar las medidas preventivas de seguridad que fueren necesarias, con facultades para aprehender a los partícipes, instigadores y promotores de la perturbación del orden público y ponerlos a disposición del Poder Judicial.

También, se instruye a los establecimientos educativos, tanto de gestión pública y gestión privada a los que pertenezcan los alumnos involucrados, a adoptar las medidas disciplinarias de expulsión, pudiendo la Provincia de Tucumán, en caso de tratarse de instituciones que reciban subsidios y aportes del Estado, disponer la quita de los subsidios.

“Los alumnos no podrán ser admitidos en ningún otro establecimiento durante el presente ciclo lectivo”, señaló en el decreto. Jaldo instruyó a los padres o tutores de tales alumnos a involucrarse directamente en el asunto, pudiendo el Poder Ejecutivo adoptar sanciones disciplinarias en caso que resultaren agentes públicos provinciales, municipales y comunales; sin perjuicio de la responsabilidad civil que les corresponda“, se agregó.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *