Violencia en Rosario imparable: balearon en la cabeza a un colectivero y su estado es crítico

El gremio anunció un paro del servicio

La seguidilla de ataques de alto impacto en Rosario no cesan. Un colectivero de la Línea K, del transporte urbano de pasajeros, fue baleado en la cabeza en pleno recorrido en la zona Noroeste de la ciudad. Fue trasladado hasta el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, donde ingresó en estado crítico.

Sergio Copello, titular de la UTA local, confirmó el paro de todas las líneas urbanas e interurbanas. “No se puede seguir trabajando así”, dijo sobre la medida que se mantiene “hasta nuevo aviso”.

El ataque el chofer de colectivos tiene lugar después de los asesinatos de dos taxistas en 24 horas. El fiscal a cargo de los tres casos es Patricio Saldutti, de la unidad de Homicidios Dolosos.

El colectivero, de 39 años, fue atacado en una parada, en el Barrio Belgrano, una zona de alto movimiento vehicular y comercial. Según los primeros datos recolectados en la investigación, el gatillero frenó la unidad haciéndose pasar por un potencial pasajero y cuando se abrió la puerta le tiró directamente al chofer.

La víctima fue derivada con dos heridas de arma de fuego en la cabeza al hospital. El agresor luego se subió a una moto que lo aguardaba a los pocos metros y huyó.

El ataque al colectivero se produce después de los crímenes de los taxistas Héctor Raúl Figueroa (43 años) y Diego Alejandro Celentano (38), ocurridos el martes y miércoles, respectivamente. Ambos hechos tienen características calcadas que suponen una planificación bastante organizada.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *