Breaking News

El sábado pasado se tomó juramento a los comisionados de la provincia. Uno de ellos, preso, pretendía lo dejen salir para ir a jurar

El gobernador tucumano tomó juramento a todos los delegados comunales de la provincia el sábado pasado, menos a dos: el peronista Diego Víctor Figueroa, delegado electo de Medinas, pueblo del departamento Chicligasta.

Figueroa está procesado y detenido acusado de liderar una banda que habría concretado un secuestro extorsivo.

En su lugar, juró la subdelegada Teresa del Carmen Gómez.

Trascendió, en Tribunales, que en poco tiempo más el caso de Figueroa podría elevarse a juicio oral.

El otro delegado electo que no pudo jurar, aún, es Ricardo León Boido, de Escaba. En este caso es por un problema de salud.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *