Tucumán: Denuncian a un médico por violencia

La ex mujer, también médica, expresó: “Mi ex marido es una bomba de tiempo, estoy aterrorizada”

La médica, S.L. (por cuestiones legales sólo se pone las iniciales), recibió el alta médica del sanatorio, y habló con periodistas para hacer público el ataque que había sufrido por parte de su ex, un médico traumatólogo cuyas iniciales son L.F.A.

“Me parece un horror que tan pronto pueda llegar a salir de prisión. Mis hijos y yo estamos en pánico, porque ya nos atacó, porque además tiene permiso para tener armas y las lleva a todos lados. ¡Ese hombre es una bomba de tiempo!, contó la víctima.

De acuerdo a la denuncia, el 12 de febrero, cinco días después de que la víctima había sufrido la pérdida de su madre, el hombre se presentó en su casa pretendiendo llevarse a los hijos que tenían en común. “Los chicos no lo pueden ni ver al padre porque la situación es insostenible desde hace tiempo. Mi hijo menor, de 8 años, salió a decirle que no querían ir y él comenzó a discutir hasta que lo hizo llorar. Sacó el celular y comenzó a filmarlo para humillarlo”, explicó la médica.

Ante la escena, la mujer intervino y le reprochó a su ex por lo que le hacía al niño. Según ella, en ese momento él la amenazó diciendo, “ya no están tu mamá y tus hermanos para protegerte”.

“En ese momento se bajó del auto y me fue a buscar. Me agarró la cabeza me golpeó dos veces contra una pared. Perdí el conocimiento en ese momento. Mi hija me dice que me siguió pegando cuando estaba en el piso”, expresó la médica. Por los golpes, sufrió una contusión cerebral, fracturas del piso de la órbita (zona del ojo), de malares y maxilar (cara) y sufrió lesiones en los senos. “Me hicieron un injerto para cubrir una de las heridas”, contó.

Ante la terrible escena, la hija de 14 años comenzó a gritar, y al ver que su padre no se detenía, le arrojó un vaso de vidrio. La hija terminó con una herida profunda en la mano, ya que el padre le habría cortado con uno de los vidrios del vaso roto.

“Con los grito de mi hija vinieron algunos vecinos que nos auxiliaron. Lo corrieron a él y se quedaron con nosotros”, dijo la mujer.

Por todos estos hechos, la fiscalía le dictó 19 días de prisión preventiva al agresor. Ahora se llevará a cabo la audiencia para determinar si se le prorroga el arresto o si le otorgan medidas de menor intensidad.

El atacante, según su ex mujer, “tiene problemas y la situación comenzó a ponerse peligrosa. Él tiene armas y comenzó a hacer tiros en la casa, ejercía violencia psicológica hacia nosotros y empezó a pegarles a los chicos. Ahí dije basta”.

La médica señaló que su ex pareja ya tuvo problemas por otros hechos violentos en su trabajo, razón por la que le habrían iniciado un expediente laboral. “Lo corrieron del Colegio Médico, ahora hay que ver qué hace el Siprosa, que es para quienes trabaja”.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *