En Argentina los precios de algunos productos duplican o triplican a los de EE.UU.

Tecnología, indumentaria y hasta autos tienen brechas de precios alarmantes

Se hizo una comparación directa de los precios de productos de diferentes rubros entre Argentina Estados Unidos. Como referencia se usó el dólar a valor libre (ronda los $1.000).

Uno de los casos es el del Iphone 15 Pro de 128 GB, un artículo que ingresa al país como producto terminado y debe pagar los impuestos de importación, además de una serie de aranceles una vez dentro del país. Ese Iphone tiene un costo de USD 999 en EEUU y se vende por el equivalente a USD 3.600 dentro de la Argentina (260% de diferencia).

Lo mismo pasa con la MacBook Air 13´´ M” de 10 núcleos. El equipo tiene un precio de venta de USD 1.399 en el país norteamericano y dentro de la Argentina se consigue a USD 2.900, lo que marca una brecha de 107%.

La diferencia es más notoria aún en un SmarTV LG de 75 pulgadas 4k. El mismo modelo que en el país se consigue a USD 1.900, en Estados Unidos se vende a USD 797 (138% de diferencia en el precio).

 Una mochila Jansport Superbrack cuesta exactamente el doble en nuestro país. En detalle, se vende a USD 35 en suelo norteamericano y se comercializa a USD 70 en la Argentina.

También se encuentra una importante diferencia en los pantalones Levis. El modelo 501 cuesta USD 62 en Estados Unidos y USD 119 en nuestro país (92% más). En tanto, un par de zapatillas Adidas Superstar XLG, que en suelo estadounidense está a USD 110, en Argentina se consigue a USD 184 (67% de diferencia).

Asimismo, una campera de mujer en Zara, cuesta USD 90 en EEUU y USD 156 en Argentina, lo que marca una brecha del 73%.

Los autos no están ajenos a las diferencias de precios.  Una Jeep Gran Cherokee Limited, por ejemplo, tiene un precio de USD 66.000 en Estados Unidos y de USD 155.000 en Argentina.

¿A qué se debe?

Según los especialistas, hay múltiples variables que explican las enormes brechas de precios, pero el factor más determinante es sin ninguna duda la alta carga impositiva que existe en el país.

“La carga tributaria es altísima. Por citar un ejemplo, cuando una persona compra un 0 km, el Estado se lleva 54% del valor final de venta, que hoy no baja de los $18 millones”, comentó Damián Di Pace, analista económico, director de la consultora Focus Market.

Para Di Pace, el sistema tributario atenta contra la producción y el consumo. “La carga tributaria en Argentina es excepcional. El IVA es el segundo más alto en América Latina (el primero es Uruguay, con 22%) y tenemos además el peso de Ingresos Brutos, que no existe en otros países”, apuntó.

 “La Argentina tiene burocracia, alta carga tributaria, mala infraestructura y mala comunicación de los medios de transporte. Es uno de los sistemas de logística más caros del mundo. Eso sin duda condiciona los valores de venta al público”, señaló Di Pace.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *