Breaking News

La política a subestimado el conflicto, que ya cumplirá una semana y cada vez se suman más ciudadanos

Después de que la asamblea de policías rechazara la última oferta salarial del Gobierno, 30%, del gobernador Hugo Passalacqua, este jueves se registraron incidentes en la Legislatura provincial y la casa del Gobernador.

Enfrente de la Legislatura se congregaron diferentes sectores que están en conflicto por reclamos salariales. Hubo forcejeos entre manifestantes y fuerzas de seguridad federales, y luego algunos de ellos ingresaron al edificio. Minutos después, un grupo de docentes se trasladó hasta la casa del Gobernador donde fueron reprimidos por fuerzas de seguridad.

A la tarde, el Gobierno realizó una nueva oferta a los uniformados de un 30% de aumento, 10 puntos más que la anterior, pero muy lejos del 100% que piden. Esta oferta fue rechazada por la asamblea de policías autoconvocados. “Ese monto es irrisorio”, aseguró Ramón Amarilla, vocero de los policías.

Durante la reunión con el gobierno provincial, también se ofreció dejar sin efecto todas las sanciones a los policías que se sumaron a la protesta, pero para ello debían aceptar el monto de aumento salarial. En consecuencia, el conflicto sigue en el mismo lugar.

Este jueves a la mañana el ministro de Gobierno provincial, Marcelo Pérez, amenazó con echar a los policías que participen de la protesta, a la que calificó de “sublevación”“Es inadmisible y está fuera de la ley”, afirmó.

Lo cierto es que el conflicto va escalando día a día, mientras la política local, con su gobernador a la cabeza, son incapaces de encontrar una salida a los reclamos salariales. Vale decir que los sueldos son una miseria: maestros ganando menos de 300 mil pesos y policías con un sueldo de poco más de 400 mil pesos.

COMPARTIR NOTICIAS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *